Los valores de una marca dirigen lo que dice y cómo lo dice

A la altura de las apariencias

UIC Barcelona había renovado su identidad visual y necesitaba dar voz a esta transformación con una nueva guía de estilo textual. Si el cuerpo de la marca había cambiado, el alma también debía transformarse. Es decir, si la apariencia visual se asentaba en nuevos principios estratégicos, todos los contenidos debían tener una nueva voz más acorde.

El sector universitario tiene el desafío especial de comunicarse desde la tribuna de la academia a generaciones cada vez más jóvenes de estudiantes, docentes, investigadores y personal de gestión. Las diferentes brechas generaciones son especialmente notorias en una universidad, más porque el tono de voz habitual es el conocimiento.

Conectar con relevancia y consistencia. Era el reto que UIC Barcelona nos encomendó en todos sus mensajes y soportes, ya fueran para estudiantes, empleados o colaboradores académicos, ya fuera en una campaña de OPIS, en la descripción de un plan de estudios o en el departamento de Recursos Humanos.

Renovar y reforzar la presencia de la marca

Para unificar todas las realidades universitarias (investigación, facultades, centros de servicios…) desarrollamos un relato común que agrupara los valores de UIC Barcelona y la vocación común de su comunidad: mejorar el mundo y dejar poso.

Propusimos sobrepasar el ámbito de la comunicación y superponer la nueva propuesta de marca también en los procesos internos. Ideamos un sistema de seguimiento que guiara el programa de branding y le diera consistencia. Queríamos asimilar el espíritu de UIC Barcelona hasta hacerlo propio y reflejarlo en el trabajo del proyecto: aportar valor a través de hechos y acciones reales.

Implicación profunda con el cliente y el proyecto

Para un proyecto de esta envergadura propusimos una relación a largo plazo. La institución genera un gran volumen de información, tanto corporativa como comercial, y queríamos profundizar para transportar el relato a todos los niveles. Planteamos un calendario de reuniones y presentaciones con diferentes departamentos, tanto implicados como ajenos a la comunicación y el marketing.

Presentamos la estrategia de marca y el manual tono de voz al tiempo que asesoramos al comité editorial. Propusimos acciones específicas que luego materializamos. Actuamos como guardián de marca: editamos una selección de contenidos ya existentes para adaptarlos a la nueva forma de hablar de la marca. Conseguimos implicarlo todo, desde las campañas de captación hasta las cartas institucionales que reciben los alumnos.