Lecciones que nunca fallan: innovación y marcas

Según un reciente estudio de TNS Consumer para conocer la dimensión de los cambios de hábitos de compra y consumo ante el actual escenario de crisis, se sigue confiando principalmente en las marcas y en la innovación. El estudio detecta una clara prioridad hacia las ofertas, las promociones, pero también hacia las nuevas marcas y productos.

Si nos fijamos especialmente en aquello que han dicho los FutureShapers®, es decir, aquellos individuos que están marcando las tendencias de futuro, este dato es un 30% superior. Además, su enfoque más marquista y de innovación se concentra especialmente en aquellas propuestas que priman la naturalidad, la responsabilidad con la sociedad y el medio ambiente. Son también el grupo que más ampliamente declara que, aunque en estos momentos se fija más en los precios, se permite ahora incluso más caprichos.

Según Albert Ramírez, Director General de TNS Consumer, “ante una excesiva presión promocional, existe el riesgo de que fabricantes y distribuidores abandonen políticas diferenciales de marca e innovación, desatendiendo así a su clientela de más valor que necesita cubrir otras necesidades más allá del precio. Es muy probable que si estos consumidores no encuentran lo que buscan en sus canales habituales de venta ni en sus marcas insignia, empiecen a buscarlo en productos y canales más personalizados; no en vano, son los que más establecimientos visitan y los que hacen un mayor número de compras pequeñas.”

Una de las innovaciones más relevantes en el mundo del branding es entender que se debe realizar una comunicación integral para posicionar el mensaje y los valores corporativos en la mente de las audiencias, especialmente porque los productos y servicios cada vez se parecen más entre sí y resulta más difícil que los consumidores sean capaces de distinguir sus atributos.