Cómo una consultora de branding impulsa tu negocio

El branding es fundamental para la gestión de una marca. Tiene un objetivo claro: que la marca se identifique y se diferencie de su competencia, fomentando la decisión de los usuarios, ya sea de compra, de recomendación, de fidelización…

Una marca es una propuesta capaz de ser relevante para una persona hasta tal nivel que genera preferencia en su toma de decisiones. Es, por tanto, una propuesta más competitiva. El naming, la identidad corporativa, la arquitectura de marca o la propuesta de valor son sólo palancas para conseguirlo.

Desafíos de una empresa con la perspectiva de una consultoría de branding

Detrás de un encargo de consultoría de marca hay una infinitud de motivos. Puede sucederse por un cambio en el entorno económico (con la entrada de nuevos players), una transformación social (con la irrupción de nuevos comportamientos y expectativas), una disrupción tecnológica (con la posibilidad de actuar de forma diferente)… Hay tantos motivos como situaciones.

Pero, si nos permitimos el reduccionismo, hay tres situaciones que generan la mayoría de los encargos de consultoría de marca:

  1. Cambios en el ecosistema de la competencia, con la entrada de nuevos competidores o canales, o la transformación de los actuales + sustitutivos.
  2. Cambios en las percepciones que genera una marca en sus usuarios, ya sea por motivos internos, externos o del entorno.
  3. Cambios en los criterios por los que las personas escogen una marca frente a la competencia y, por tanto, en cómo toman decisiones de marca.

Un consultor de marca genera reputación de marca, determinante para generar confianza hacia tu consumidor. La confianza es el motivo principal de las ventas que puedas generar, el cliente genera una imagen ideal de la marca y confía en que tus servicios sean capaces de satisfacer sus necesidades.

Importancia de una consultora de marca para tu negocio

Un consultor de branding es imprescindible para tu negocio: somos expertos en desarrollar estrategias de marca para añadir valor a tu negocio. Esta labor de consultoría de branding se inicia con un análisis estratégico que tiene en cuenta el entorno, el negocio y la competencia de la marca y concluye con la conceptualización de todas las implicaciones y consecuencias.

En una palabra: coherencia. La misión de la consultoría de branding es garantizar la coherencia de la propuesta de valor y de todas las activaciones de marca en todos los puntos de contacto. En cualquier momento. En cualquier soporte. En cualquier mensaje. Siempre. Y eso genera rentabilidad porque facilita la toma de decisiones: las de la empresa y las de los usuarios.