Aglutinar el compromiso de la Caixa con la comunidad educativa en una nueva arquitectura de marca

Cuando concentrar toda la heterogeneidad de actividades en una marca impulsa el reconocimiento

EduCaixa es el resultado del compromiso de la Fundación Bancaria Caixa d’Estalvis i Pensions de Barcelona “La Caixa” por la educación. Desde hace más de 110 años, la entidad tiene la misión de contribuir al progreso de las personas, especialmente de aquellas que más lo necesitan.

EduCaixa era una iniciativa muy amplia en temáticas, formatos y tipos de relación con sus diferentes audiencias: de docentes y alumnos hasta la administración pública y los reguladores. Al iniciar el proyecto, disponían de más de 700 recursos on-line en forma de kits y materiales físicos para trabajar en clase. Fuera del aula, complementaban la experiencia con 15.000 actividades en los centros CaixaForum y CosmoCaixa de toda España. ¿El resultado? EduCaixa había impactado sobre 2,4 millones de alumnos y 8.385 escuelas de toda España.

Una nueva propuesta de valor para un nuevo discurso de marca

EduCaixa aspiraba a trascender su función de apoyo a los maestros dentro y fuera del aula, con un enfoque más transformador del sistema educativo. Su nueva propuesta de valor incluía el desarrollo competencial del alumnado a través de recursos, actividades y programas. También el profesional docente. La iniciativa buscaba transferir evidencias educativas transparentes en el coste, la eficacia y el impacto.

El nuevo propósito de marca exigía renovar la identidad visual de EduCaixa con una propuesta más institucional y más madura. Todo bajo el esquema visual común en el ecosistema de marcas de ”la Caixa”.

La transformación como foco de la nueva arquitectura de marca

Auditamos la compleja realidad de marcas de EduCaixa, resultado de un ambicioso dinamismo en cuanto a formatos y temáticas. En ella, detectamos que el modelo de arquitectura de marca de EduCaixa enriquecía la capacidad de realizar acciones. Sin embargo, dificultaba el reconocimiento institucional y las referencias cruzadas entre diferentes proyectos.

Para mejorar su estructura, definimos un modelo monolítico de arquitectura de marca de EduCaixa. Complementamos el modelo con un sistema de comunicación muy flexible. Y estructuramos el sistema por nivel educativo, temática, formato o tipo de actividad.