Replanteamiento visual de una institución universitaria única

Una metodología por bandera

Mondragon Unibertsitatea es una universidad privada ubicada en Guipúzcoa y con presencia en todo el mundo. La institución forma parte de la Corporación Mondragon, el grupo cooperativo más grande del mundo y el décimo grupo empresarial de España. En conjunto, el grupo está compuesto por más de 100 cooperativas y emplea a más de 73.000 profesionales de los sectores financiero, industrial, distribución y conocimiento.

Además de la pertenencia a este grupo cooperativo, la institución educativa tiene una particularidad que la hace única en el tejido universitario: la vocación de transferencia a través de la estrecha relación con las empresas y organizaciones sociales.

Este estrecho contacto permeabiliza dentro y fuera de las aulas en un enfoque aplicado, conectado con las necesidades de las empresas y altamente flexible. Entre las particularidades de este modelo destacan los convenios con empresas y organizaciones de diversos sectores, la alternancia estudio-trabajo, las prácticas en empresas, los proyectos fin de carrera en el interior de una empresa con una duración de hasta un año…

Es el modelo que emplean alrededor de 7.000 alumnos de 22 titulaciones de grado, 13 másteres​ y varios cursos de experto universitario en cuatro facultades y escuelas.

El concepto de arquitectura de marca llevado al máximo exponente

Mondragon Unibertsitatea es una institución amplia, pero ante todo compleja. La vinculación con los actores fuera del ámbito tradicionalmente propio de la universidad ha provocado numerosas innovaciones y productos que no siempre respondían a un modelo claro de arquitectura de marca. La institución se ha diversificado notablemente en su actividad, marco institucional, ámbito geográfico, campos temáticos y funcionamiento con innovaciones inéditas en el sector universitario. Esta innovación, que es sello de identidad de la universidad, generaba distorsiones en la expresión y percepción de marca.

La ausencia de un modelo de gestión de marca y la enriquecedora hiperactividad de la institución había derivado en un esquema horizontal de marcas. La elevada diversificación impactaba en la comunicación con el público objetivo.

El objetivo principal del proyecto fue diseñar un modelo de arquitectura que ubicara a la institución madre en el centro neurálgico. Mondragon Unibertsitatea debía ser el avalador y sello de calidad de todas sus iniciativas, empezando por las cuatro facultades y escuelas: la Escuela Politécnica Superior, con tres campus; la Facultad de Empresariales, con dos campus; la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación, con dos campus; y la Facultad de Ciencias Gastronómicas – Basque Culinary Center.

Desarrollamos un modelo de arquitectura en tres fases para Mondragon Unibertsitatea. El sistema parte de una raíz monolítica que agrupa toda la actividad orgánica de la institución. A partir de aquí, añadimos un segundo sistema para otro tipo de iniciativas, que se expresan con un endoso. Según la distancia con la masterbrand, clasificamos en endoso fuerte (vínculo explícito) o endoso débil (vínculo sugerido).

Este nuevo modelo de arquitectura permite potenciar las iniciativas más singulares de la entidad, a la vez que sitúa a Mondragon Unibertsitatea en el centro del relato.

Deconstruir para construir identidad

La nueva arquitectura de marca exigía una puesta a punto de la identidad visual sin una transformación brusca. El proyecto visual nace con la actualización del logotipo, especialmente en términos tipográficos. También llevamos a cabo actualizaciones de color que afectaron a toda la composición.

Este símbolo fue la semilla que dio fruto al nuevo sistema visual capaz de declinarse en piezas editoriales, entornos digitales, señalización, eventos… A partir de la deconstrucción del símbolo, generamos una serie flexible de formas orgánicas que permitían crear multitud de composiciones sin perder el reconocimiento de marca. Además, las formas funcionan como contenedores de textos o fotografías. Este recuso dota a la universidad de un sistema gráfico capaz de responder a los retos presentes y futuros.

Activación de marca: de la pantalla a la realidad

El proyecto de transformación de Mondragon Unibertsitatea debía ser una realidad. Por ello, lideramos la fase de activación de marca en los principales puntos de contacto. Definimos junto con el equipo interno de la universidad un censo de piezas esenciales para soportes físicos y digitales, dirigidas tanto a estudiantes como al personal interno. Esta activación incluye elementos de identidad, papelería institucional, tarjetas de visita, material de oficina, presentaciones corporativas y carnés de miembro.

El resultado final del proyecto es una marca homogénea capaz de proyectar con brillantez todas sus líneas de actividad. La marca hoy cuenta con un hilo conductor que la hace reconocible en cualquier contexto y punto de contacto. Mondragon Unibertsitatea es hoy más diversa y sólida que nunca.