Estrategia de Design Thinking para una marca que escribe el futuro de la educación abierta

Repensar para pensar mejor

Hablar de UOC es hablar de red, innovación y sociedad del conocimiento en acción. 3.700 docentes y cerca de 60.000 graduados en todo el mundo así lo avalan. También es hablar de apertura, multidisciplinariedad y profesionalización. Un 80% de sus alumnos compagina los estudios con trabajo y cerca del 75% tiene titulaciones universitarias previas. La UOC es continuidad. Es futuro. Son alumnos que quieren ser maestros del aprendizaje toda la vida.

Con UOC el reto era doble: generar fidelidad y engagement en la marca conviviendo en un ecosistema universitario cada vez más poblado. Para ello, utilizamos estrategias de design thinking. Además, UOC tenía que competir con varios sectores: los sustitutivos de Porter, las plataformas de aprendizaje en línea, el conocimiento fragmentado… Miles de opciones del multiverso digital que luchan por la atención de los usuarios. Un reto para entretener y ludificar la experiencia, mientras ponemos en valor el saber que impulsa la marca.

Hablar el idioma de los usuarios

Cada semana se conectan miles de personas a la UOC. Personas diversas, en momentos diversos, con motivaciones diversas. El primer reto del proyecto fue adaptar el lenguaje de la marca. Un lenguaje flexible según los user persona definidos. Un lenguaje en cocreación con los docentes y el equipo de comunicación. El segundo reto era responder a las expectativas de los usuarios. Para ello, utilizamos un flujo de mensajes que enriquecieran su relación con la universidad con estrategias de design thinking.

Trabajar con user personas y mapas de empatía establece el marco. Sin embargo, hay poner ese usuario en movimiento. Para hacerlo, utilizamos técnicas avanzadas de mapeado desarrolladas internamente. Desplegamos el usuario a nivel sociodemográfico, comportamental y actitudinal. Lo conectamos a la propuesta de valor de la marca. Pensamos en puntos de dolor y necesidades latentes. Elementos para construir una base sólida sobre la que arrancar el proyecto.

Interdepartamental, transdisciplinar

El customer journey es una técnica derivada de la filosofía design thinking. Brinda momentos y touchpoints claves e identifica fortalezas y debilidades latentes. Todo bajo la visión de la experiencia de usuario. Descubrimos que existía una oportunidad para desarrollar una estrategia de design thinking integral. Un conjunto de activaciones pensadas para responder a cada momento de usuario. Desde el preservicio al postservicio, contemplando la totalidad de la etapa de uso. Un amplio camino que recorrer de la mano del usuario.

Siempre decimos que somos posibilitadores. Ponemos a disposición de los clientes herramientas que les ayudan a convertir sus proyectos en realidad. El caso de UOC es paradigmático de este enfoque. Hemos iterado a través de los diversos departamentos de la marca. Hemos añadido valor y consistencia a su trabajo. Y todo mientras orquestrábamos el cambio en el backstage de la marca. Una complejidad de diferentes casuísticas con una marca como la UOC.

De la interacción a la experiencia

Actualmente, la UOC cuenta con uno de los portafolios educativos más completos del panorama estudiantil. Un volumen considerable de alumnos que disfrutan de los productos y servicios de la UOC. Unos alumnos que se sienten conectados a la marca con estrategias de alineamiento, diseño de procesos y UX Writing. El cuándo, el dónde, el antes y el después son claves para construir marcas con una relación más estrecha con sus usuarios.

Combinamos metodologías de diseño de servicios, estrategias de design thinking, diseño de interacción y experiencia de usuario. Convertimos a la UOC en un motor de cambio intergeneracional. Para ello, utilizamos estrategias centradas en las personas que convierten el futuro de la marca en un camino junto a sus usuarios. Contemplamos el crecimiento de una marca que impulsa a sus públicos a dar forma a una realidad que mueve el mundo. Tu mundo.