Responsabilidad social corporativa

La responsabilidad social corporativa o RSC se refiere a la contribución de una marca de forma activa para la mejora social, ambiental, económica y de derechos humanos. Bajo este término se engloban todas las prácticas y estrategias de las marcas para conseguir esta aportación.

Este concepto va más allá de la actividad puramente comercial de una empresa, pero es uno de sus principios básicos en sus actuaciones. La políticas de RSC que adoptan las marcas tienen el foco puesto en el compromiso con la sociedad y el entorno. Estas políticas se caracterizan por:

  1. Desarrollar una política de responsabilidad social corporativa mejora la posición de competitividad.
  2. Mejora la imagen de marca, la credibilidad y la percepción que tiene el público sobre esta.
  3. Las marcas más beneficiadas son esas que no sólo comunican propósitos de RSC, sino las que lo demuestran con pequeños hechos.
  4. Se necesita implicar a todo el equipo humano para que tengan un papel en la consecución de los objetivos de las políticas de RSC.
  5. Previene riesgos y fomenta la innovación.
¿Tu marca ya tiene una política de responsabilidad social corporativa?