Twitch (re)mató a la televisión

Palabras de
Joan Collado

Ya hace tiempo que hemos abandonado el ritual del Prime Time. De la obligación de estar pegados a la tele a una hora determinada. Netflix ha roto con eso. YouTube ha roto con eso. Pero lo que para estas plataformas ha sido abrir camino, para otras supone el inicio de una nueva era donde todo está por reinventar. Bienvenidos a Twitch.

¿Qué es Twitch?

Twitch es una plataforma de vídeo en streaming que se ha popularizado principalmente entre el público gamer centrado en e-sports, aunque como complemento también ofrece contenidos de música.

El principal valor de Twitch es que podemos ver a gente como nosotros, en directo, jugando a lo que más nos gusta, viviendo lo mismo que nos gusta vivir a nosotros. Pero también podemos seguir a celebrities e influencers que básicamente se dedican a ello gracias al programa de afiliados.

Si pasas la treintena probablemente tendrás una sensación similar a cuando te hablan de TikTok. Plataforma para jóvenes, lenguajes desconocidos…no es para mí. ¡Y puede que tengas algo de razón! El usuario base de Twitch es fundamentalmente Gen.Z. Es decir, nativo digital, pero de los de verdad.

El mundo habla en streaming

Como todo en la vida, las tendencias que impulsan las generaciones más jóvenes son las que acaban estableciéndose. El consumo de contenido en live streaming es una de ellas. Porque tiene ventajas. Y cada una de ellas nos toca muy dentro.

  • El valor de la inmediatez: De ya para ya. Puro consumo en directo. Si tiene cinco minutos ya ha caducado. Si parpadeas, te lo pierdes. Si te despistas, ya habrá ocurrido.
  • Sin límites: Twitch es inabarcable. Infinidad de creadores de contenido que generan horas y horas de diversión. Contenido para una audiencia que no duerme. Que prefiere trasnochar a madrugar. Veladas en vídeo que se alargan horas.
  • Lo más actual: Minecraft. Valorant, League of Legends, Fall Guys. Si mola, se juega en Twitch. Si juegas, tienes una ventana abierta al mundo. Si eres una compañía, presenta en Twitch. Tu público ya está allí.

Tres puntos a favor y uno, el más importante de Twitch, que hace que todos ellos tengan relevancia: las comunidades que se crean dentro.

Vivir juntos, jugar solos

Hay dos verdades universales que Twitch cumple.

  • Aunque no lo creas, ver a alguien jugar (o retransmitir cualquier otra cosa) engancha. Primero, porque no hay inmersión: tal y como llegas ya estás dentro. Segundo, porque ver otra forma de jugar o vivir, o pensar, da nuevas ideas. Tercero, porque las reacciones del streamer en directo son puro entretenimiento (siempre y cuando el gamer de juego, claro).
  • La gran verdad de crear tu propio entretenimiento. De ser dueño de lo que haces y lo que transmites. Y que lo que consumes realmente te represente. De persona a persona. Sin guionistas. Y con libertad para proponer y aportar. El streamer es el protagonista. Pero tú también.

¿Qué puede aprender el Branding de Twitch?

Nada queda fuera del alcance de las marcas. Porque las marcas necesitan ir donde están las personas. Donde se relacionan, donde interactúan. Una marca que entienda los mecanismos de Twitch, como en su día ocurrió con Snapchat u otras plataformas, tendrá un nuevo impulso en su misión para generar relevancia y valor.

Lo más importante. Twitch es territorio de usuarios para usuarios. Las marcas no pueden apropiarse de él. Perdería su credibilidad. Las marcas, en Twitch como en la vida, han de estar ON, conectadas, ser actuales. Moverse al ritmo de su audiencia.

Y esto requiere una nueva cultura de abrazar lo volátil. Surfear la cresta de una ola que durará segundos, y después tendremos que coger otra. Reinventarse constantemente. Después de estos últimos meses suena familiar, ¿no?

El futuro del entretenimiento

El caso de Twitch deja una reflexión mucho más profunda que simplemente hablar de una plataforma online. Nos ayuda a entender comportamientos humanos, aspiraciones y formas de relación e interacción. Está claro que el entretenimiento no va de lo que iba hace 10 años. Ni de lo que irá dentro de 10. Deberemos adaptarnos. Pero una pista que siempre tendremos a mano es echar un ojo a ver qué andan haciendo los jóvenes.

branding entretenimiento

Últimas entradas