CPC

El CPC o el denominado “Coste por clic” es una medida de cobro publicitaria que se basa en el pago por cada clic obtenido en el anuncio.

El modelo CPC es rentable cuando el anunciante analiza y conoce las estadísticas de tráfico que le permite detectar el porcentaje de las visitas que acaban convirtiéndose en un cliente. Esta medida de cobro también pasa por detectar la fuente de la visita, ya sea de un buscador o una campaña de banners.

¿Cómo podemos ayudarte para impulsar tu marca en el entorno digital?
Descúbrelo