Marca independiente

El modelo de marca independiente describe una ecosistema en el que cada marca tiene una línea de actuación propia y distinta

La marca independiente es una forma de ordenar un portafolio sin relacionar las diferentes marcas de ninguna forma, ya sea en la estrategia de marca, en la identidad o en las experiencias y puntos de contacto.

  1. Marcas independientes implican máxima autonomía
  2. Cada marca dispone de sus propios recursos para conectar con su mercado
  3. Pueden competir o solaparse con otras marcas de su misma organización
  4. No tienen el aval de una marca madre y operan en solitario
  5. Son muy frecuentes en mercados B2C muy saturados (moda, gran consumo, automovilismo…)
  6. Es el enfoque contrario a marca monolítica
  7. Es difícil de gestionar por los recursos que exige
  8. El objetivo de estas marcas es ser lo más relevantes posible para un segmento
¿Qué podemos hacer por ti en Arquitectura de marca?
Descúbrelo