La esencia de marca en la cultura organizacional

Palabras de
Joan Collado

Como explicamos anteriormente, la cultura organizacional de una empresa es el motor que empuja a la organización hacia el futuro.

La cultura ayuda a alinear personas con principios genuinos, y a llevar a cabo acciones que contribuyan a conectar el propósito con los objetivos de negocio por medio del activo más importante que tienen las organizaciones: las personas.

Toda cultura organizacional fuerte se ha planificado previamente.

Para empezar a trazar un plan de cultura organizacional de una empresa es importante realizar una profunda mirada interior para identificar qué tipo de organización somos y cuáles los elementos clave que componen nuestra actual cultura.

Esto es importante, ya que de aquí extraeremos esos significados genuinos que deberemos mantener y potenciar con el paso del tiempo, a través de la relación con nuestro equipo.

Nueva llamada a la acción

¿Qué tipo de empresa eres? ¿Quién quieres llegar a ser?

Para entender de dónde partimos debemos hacer una revisión de qué esencia encierra nuestra cultura actual.

Es tan sencillo como hacernos a nosotros mismos una serie de preguntas tales como:

  • ¿Cómo tomamos decisiones?
  • ¿Tenemos un modelo de gestión horizontal o vertical?
  • ¿Somos pioneros, retadores o seguidores?
  • ¿Nuestra organización es personalista?
  • ¿Tenemos espíritu generalista o exclusivo?
  • ¿Qué o quién nos inspira en nuestro trabajo?
  • ¿Cómo reaccionamos a cambios en el entorno? ¿Somos ágiles?
  • ¿Qué acciones reflejan nuestras creencias e ideales?

Analizando las respuestas podremos clasificar la esencia de nuestra organización en una de las siguientes tipologías:

  1. Esencia autocrática: Una persona ejerce de líder e impone las directrices sin ningún tipo de limitación. Organización extremadamente vertical.
  2. Esencia “laissez-faire”: Un conjunto de personas actúa de manera proactiva y sin ningún tipo de criterio vertebrador. Organización extremadamente horizontal.
  3. Esencia consultiva: Una persona gestiona y lidera pero se apoya en un conjunto de personas que le ofrecen su opinión.
  4. Esencia democrática: Un equipo integrado gestiona y toma decisiones en conjunto bajo unos principios y criterios comunes y consensuados. El territorio más fértil para alcanzar la transformación.
tipologia de empresa

Entender tu perfil cultural permite desglosar tu cultura organizacional en profundidad.

A partir del perfil identificado debemos entender cuál es el relato cultural que queremos crear y transmitir. Este relato se compondrá de distintos elementos que deben interactuar entre sí y retroalimentarse, de tal manera que todas las dimensiones culturales organizativas beben de él.

¿Qué elementos contemplar?

  • Creencias: El punto de vista de nuestra empresa de acuerdo a su actividad, su sector, y la sociedad. Las marcas deben constituir una propuesta de cambio, de novedad. Y para que esto se produzca primapoyo.ero deben tener una opinión específica sobre la situación actual.
  • Valores de cultura organizacional: Aquellos principios fundamentales que la organización tiene presente a la hora de desempeñar su trabajo, entablar relaciones y llevar a cabo acciones. Es importante entender el significado específico de cada uno de estos valores para poderlos emplear como guía.
  • Referencias: Aquellos elementos, personas, conceptos…que deben inspirar a la organización y la acercan a su ideal. Ejemplos a seguir por todos.
  • Cultura de trabajo: Rituales y acciones que definen la manera única de trabajar de la organización. Algunos los tendremos y otros los querremos incorporar ¿Se nos conoce por ser dinámicos, o lentos? ¿Abordamos los proyectos de manera plural? ¿Celebramos los pequeños logros? ¿Escuchamos música mientras trabajamos? ¿Tomamos algo fuera de la oficina?
  • Actitud: Personalidad que debe definir la organización, basada en motivaciones, objetivos, y tipo de relación que establece con sus públicos internos y externos. ¿Queremos ser cercanos? ¿Atrevidos? ¿Curiosos y exploradores?
plataforma de cultura

Cultura y personas: de la teoría a la realidad.

Tras esto tendremos la esencia, es decir, el primer ingrediente de la cultura organizacional de una empresa, una cultura corporativa viva. A continuación la plataforma desarrollada deberá conectar con las personas que conforman la organización de tal manera que obtengamos una cultura compartida y construida entre todos.

Últimas entradas