contenidos en envase

Las stories marcan la diferencia. Storytelling en packaging

Palabras de
Laia Pérez

Fleets. Instagram stories. Facebook stories. Snapchat stories. Está claro que las redes nos quieren envolver con historias para vivir y compartir. Y no sólo eso. Quieren que lo hagamos de forma fugaz. Rápida. Sin dejar huella más allá de la experiencia proyectada.

Pero no he venido a hablar de las stories que ya comenzamos a ver con cansancio y tedio. No. Este artículo va del storytelling en packaging. De las stories que encontramos en los envases. Esas que proyectan el valor del contenido de tu marca y marcan la diferencia sin necesidad de un diseño elaborado. ¿Sabes cómo crearlas? Te doy algunas ideas.

#Stories: Cuando la historia es el producto

«El camino del trabajo a casa es aburrido. Siempre la misma ruta, incluso me encuentro con las mismas caras cada día. El mejor momento es, sin duda, cuando paso por la pastelería de la esquina. El olor invade la calle, me cautiva y siento la necesidad de acercarme. Esta vez, parece que han preparado tarta de limón. ¿Cómo puedo resistirme? Compro un pequeño trozo, solo por esta vez. Supongo.»

Impresionante, ¿verdad? Estoy segura de que ya te estás haciendo la idea de la fragancia de esta anécdota. Ese toque fresco, dulzón. Porque sí, esta es la historia de un perfume. Concretamente, la de A Sweet Pastry in Paris, uno de los bestsellers del año de Zara. ¿Te lo esperabas?

Hasta ahora, la marca no ha hecho más que lanzar perfumes con notas de olor en la descripción, pero parece ser que la cosa ha cambiado. ¿Habrá sido el storytelling la palanca para hacer del perfume un bestseller?

Cuando la compra online crece, las posibilidades de atraer a la venta mediante los sentidos bajan. No tenemos tacto. No tenemos olfato. Tampoco gusto. Sólo nos queda la vista y el oído para marcar la diferencia. El diseño no tiene por qué ser el factor decisivo que cambie la percepción del producto, porque como bien ha demostrado Zara, tenemos otra herramienta creativa de menor coste a nuestro alcance: los contenidos.

storytelling cosmetica
Storytelling para la marca Mimitika generado por la tienda online de cosmética Laconicum

Cómo convertir tus fortalezas en storytelling

Para saber por dónde empezar, visualiza tu propuesta de valor de marca: ¿cuál es? ¿es más emocional o racional? ¿Directa o indirecta? ¿Qué aporta a los usuarios? Una vez la tengas, localiza qué puedes contar con ella. Un ejemplo está en el caso del patito de goma Edwin de la cadena de hoteles londinense Apex Hotels. La propuesta de valor de la cadena hotelera era hacer sentir a los huéspedes como en casa.

¿Podían transformar las habitaciones de hotel? Demasiado costoso. ¿Y el servicio? La experiencia de usuario en los hoteles es bastante similar en su categoría, además de ser un tema delicado por posibles choques culturales. ¿Qué hicieron? Un souvenir cotidiano para llevarse a casa… Y a los próximos viajes. El resultado: contenido viral, conexión con los usuarios y una experiencia memorable para compartir.

storytelling hotel

Empieza a usar storytelling en el packaging de marca

Tienes tu propuesta de valor, tienes la historia que contar pero te falta conocer dónde potenciarla. Lo mejor del storytelling en packaging es que puedes hacerlo en el espacio que quieras: en la descripción digital del producto, en la etiqueta física, en redes sociales, en vídeos o incluso cuando activas tu atención al cliente.

patagonia storytelling
La marca de ropa Patagonia lanzó una colección que tenían unas etiquetas de mensaje especial: «Vote the assholes out». Un movimiento controvertido que pedía a los usuarios «echar» a los políticos que no luchaban por el cambio climático. ¿Resultado? Colección agotada en pocas horas.

¿No tienes una estrategia de contenidos definida? ¿Tu «propuesta de valor» no acaba de ser diferencial? En Comuniza tenemos un equipo especializado en estrategia y contenidos que puede ayudarte. Conoce lo que hacemos y descubre cómo potenciar tu marca.

Nueva llamada a la acción

Últimas entradas