emojis uso email marketing

¿Deberías utilizar emojis en tus asuntos de email?

Palabras de
Laia Pérez

Cuando creamos campañas online, ya sea de correos automatizados o de promociones puntuales, una de las dudas más frecuentes que nos preguntamos es la de usar o no emojis en nuestros asuntos de email. ¿Aumentan la tasa de apertura? ¿Conectan más? ¿Son adecuados para la imagen de mi marca?

Después de analizar casos reales y varios estudios de Nielsen, te doy algunas herramientas para que tú decidas la respuesta. ¿Ventaja o inconveniente?

¿Cómo afecta el uso de emojis en la percepción de un email?

En las conversaciones cara a cara, es fácil conocer o expresar ideas a través de nuestro lenguaje corporal. Como sustituto, en el ámbito digital tenemos los gifs, los memes y los conocidos emojis. Una forma de representar sentimientos, acciones, ideas u objetos que fortalecen los significados del texto, añaden emoción al contenido y aportan un dinamismo visual al mensaje.

Nielsen activó un estudio en el que comparaba los sentimientos generados por un mismo email, con la diferencia de que uno sí tenía emojis y el otro sólo texto. Aquí el ejemplo:

usar emojis en texto marketing
Anuncio de LuckyBrand enviado por el equipo de Nielsen Norman Group en el estudio. En el primer caso, no añaden ningún emoji. En el segundo, lo añaden al principio del asunto de correo electrónico.
usar emojis marketing contenidos

¿El resultado? Sorprendentemente, los asuntos con emojis presentan un sentimiento negativo mayor, porque se asocian con promociones, publicidad o spam.

Según Nielsen, “Añadir un emoji a la línea de asunto del email incrementa en un 26% el sentimiento negativo del mensaje (en comparación con el sentimiento negativo generado por los asuntos sin emojis).

Estas son algunas de las palabras con las que los participantes definieron los emails:

Aunque la conclusión general de Nielsen es que el uso de emojis perjudica más que ayuda a una marca, si te fijas en las palabras que los participantes asociaron con cada tipo de email te darás cuenta de que hay más conceptos positivos relacionados con los asuntos de email con emojis que con los asuntos de correo electrónico que no los utilizan, a pesar de que el sentimiento negativo sea mayor.

Entonces, ¿deberías utilizar emojis en tus asuntos de correo electrónico?

Los emojis en la tasa de apertura

Si seguimos las premisas de Nielsen, podrías replantearte el uso de emojis en tus correos. Por contra, el objetivo de Nielsen no es dejar de utilizarlos, sino aprender cómo hacerlo de forma eficiente.

Y es que según estudios A/B testing de Experian, ReturnPath o Swiftpage, incluir emojis en los asuntos de correo electrónico aumenta la probabilidad de apertura. En ocasiones, en más de un 50%.

¿Un ejemplo? Swiftpage envió un correo a la mitad de sus suscriptores con un emoji de cara feliz en el asunto. A la otra mitad, sólo les envió un asunto de texto. Los correos con emoji consiguieron un aumento del 93% de la tasa de clics, un 28% de aumento de tasa de clics única y un 29% de crecimiento en apertura en comparación con los asuntos de sólo texto.

Los emojis en la forma de leer un mensaje

Incluir emojis en los asuntos de email también es una técnica para ahorrar espacio y generar atractividad visual. Pero seleccionar un emoji que puede crear confusión respecto al mensaje es casi peor que no usarlo.

¿Por qué? Porque hará el contenido inaccesible. Porque al no elegirse correctamente, el mensaje pierde sentido. Porque obstaculizas la lectura rápida de los usuarios. No utilices emojis para reemplazar palabras.

5 consejos para incluir emojis en tus asuntos de email

1. Utiliza emojis que sean mundialmente conocidos y de fácil identificación

Si usamos emojis populares, evitamos que el usuario se confunda y aumentamos su identificación emoji-emoción más rápido. Cada año, World Emoji Day estudia y premia los emojis más utilizados o los nuevos emojis que han llegado para quedarse. En 2020-2021, estos han sido los resultados:

2. Utiliza emojis que se adapten bien a los diferentes dispositivos

Antes de incluir un emoji, considera la forma en la que el dispositivo y el software de cada usuario reflejará tu mensaje. Aunque sean parecidas, no es lo mismo la impresión que causa un emoji sonriente de Apple que la emoción que genera un emoji de cara sonriente de Samsung.

emociones emojis diferentes
Imagen del estudio de Grouplens, por Hannah Miller

3. Utiliza emojis al final o al principio de una frase, mejor que entre medio de ella

Los emojis dificultan la lectura si excedemos su uso o los colocamos entre un mensaje. Si quieres utilizarlos, hazlo, pero siempre antes o después de la frase.

4. Utiliza emojis y no emoticonos

Según la Fundéu, los emoticonos son símbolos creados a partir de signos de puntuación como : – ), ; – ) o : – (. En cambio, los emojis son pequeñas figuras en color con valor simbólico. Si utilizamos emoticonos, puede que el procesador de email marketing lo lea como símbolos de puntuación y no se acabe de crear el impacto esperado.

5. Evita emojis que no sean visibles en modo oscuro o claro

El modo claro/oscuro de los dispositivos está a la orden del día, y tener un emoji que se lea bien en ambos es casi tan imprescindible como ser responsive en web.

Si quieres más consejos, Content Design London ha establecido algunas reglas de legibilidad que pueden resultarte muy útiles para escribir asuntos de correo que conecten con tus usuarios.

Quiero descargarlo ahora

Últimas entradas