personalidad unica y clonacion urbanistica

Las ciudades, entre la personalidad única y la clonación urbanística

Palabras de
Javier Velilla

«Las ciudades son clones. La ‘urbanalización’ tiende a hacer iguales entre sí las ciudades». Se trata de una afirmación poco optimista que publica hoy El País en un interesante reportaje que firma Lluís Pellicer. Aunque hay casos paradigmáticos de personalidad urbana («la Gran Vía y la Castellana de Madrid, el paseo de Gràcia de Barcelona, la avenida de los Campos Elíseos de París, Oxford Street en Londres, Kurfürtendamm o Friedrichstrasse en Berlín…») la realidad en general es bien distinta… y anodina.

El geógrafo Francesc Muñoz de la Universidad Autónoma de Barcelona define este proceso con el término «urbanalización«, un neologismo que describe el auge de la construcción de viviendas en el anillo exterior de las áreas metropolitanas, la tematización del centro de las ciudades, la irrupción de franquicias que igualan el paisaje urbano (el artículo cita el caso de la calle de Goya de Madrid, «casi una copia exacta» de Pelai de Barcelona). Además se suma la pérdida constante de habitantes (un proceso que va asociado a la modernización de los centros urbanos y al auge del turismo).

En cambio, valores como la autenticidad, la personalidad y el caracter propio son cada vez más valorados por profesionales y estudiantes de todo el mundo. Un ejemplo paradigmático es Barcelona: su capacidad de atraer talento -el verdadero motor socioeconómico de las ciudades- no pasa sólo por disponer de empresas y centros de investigación de primer nivel internacional, también influye la oferta complementaria de galerías de arte, bares de copas, el clima, el mar… Porque estos elementos tienen un efecto llamada poderosísimo.

Pero aquí la aritmética tiene sus reglas: mientras que el descontento de los barceloneses con la ciudad crece (motivos no faltan), los extranjeros cada vez otorgan una mejor puntuación.

En este contexto desde hace 15 días podemos ver en Barcelona la campaña Visca Barcelona (un acertado juego de palabras entre Vivo en Barcelona y Viva Barcelona). Realizada por la agencia Shackleton, esta ambiciosa campaña se extiende por marquesinas, medios de comunicación, internet, redes sociales… Además, se potencia la participación de los ciudadanos para impulsar un proyecto participativo aspira a fortalecer la unión entre la ciudad y sus ciudadanos. Es el gran reto urbano.

CTA de wordpress

Últimas entradas