Qué es el interés legítimo en las cookies: Aprende con Kim Kardashian

Palabras de
Laia Pérez

En algún momento de estos últimos meses, todos hemos padecido la molesta, persuasiva y omnipresente notificación o pop-up sobre el consentimiento de datos de interés legítimo en las cookies. ¿No habías aceptado o rechazado ya algo de eso? La respuesta es, probablemente, que sí.

Desde el cambio de ley en el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD para los amigos), te “han dado” la opción de que aceptaras o no la inclusión de cookies en tu recorrido histórico digital. Y tú, como usuario online responsable, te has dedicado a “rechazar” o “aceptar” las galletas de una y otra empresa lo mejor que has podido para proteger tu privacidad. O preferimos creer que así ha sido. Pero ahora la guerra ha vuelto a empezar… Con el interés legítimo.

cookies interes legitimo

¿Qué es el interés legítimo en las cookies y qué tiene que ver Kim Kardashian?

El interés legítimo en las cookies es, ni más ni menos, lo mismo que tu consentimiento de las cookies: el permiso para que la empresa en cuestión en la que navegas pueda tratar tus datos. Así, a grosso modo. La única diferencia está en que, mientras que la política de cookies se rige por nuestro querido RGPD bajo obligaciones legales, los intereses legítimos no tienen que ir precisamente ligados con la ley.

Lo estoy explicando muy, muy simplificado. Lo básico para tener una idea de qué va la cosa y qué es el interés legítimo en las cookies. Quizá por lógica lo habéis intuido. Pero estoy segura de que muchas de las personas que estáis leyendo esto os habéis encontrado con el dato sin saber de qué se trata. No me extraña. Sólo hace falta ver el panorama:

que es el interes legitimo
interes legitimo en las cookies
que es interes legitimo cookies

Y ahí es donde entra Kim, una pionera en la sociedad digital. La más famosa del clan Kardashian ha lanzado una nueva colección de lencería para bodas sin encajes, ni corsetería farragosa, ni precios tronantes. Una lencería que bien podría ser la que llevamos al gimnasio, los domingos para estar por casa o como mantra en nuestro día a día de vida cómoda. ¿Podríamos decir que ha descubierto la sopa de ajo? Por supuesto que no. La lencería sport no es nada novedosa. Entonces, ¿por qué está revolucionando el sector nupcial?

Lo que Kim Kardashian nos enseña con SKIMS y la nueva lencería de bodas

Chan Kim y Renée Mauborgne ya lo sabían bien: explorar lo inexplorado es la clave para triunfar en un sector. Si es facilitando al máximo la nueva adopción de los hábitos, nos llevamos el broche. Kim lo ha conseguido rompiendo un tabú que, a pesar de vivir en el siglo XXI, seguíamos conservando. Al final todo recae en un mismo punto: Simplificar.

kim kardashian coleccion bodas

Simplificar las costumbres. Simplificar el día a día de los usuarios. Simplificar la manera de hacer las cosas para disfrutar más de lo que realmente importa. ¿El resultado? La colección (casi) agotada en pocas horas. Y un mercado que pide a gritos más de lo mismo.

¿Eres una marca o trabajas para ella? En un mundo saturado, simplifica

Si tuviéramos que leernos y comprender todas las políticas de cookies de las webs por las que navegamos durante todo el año, tardaríamos todo un mes de nuestra vida. Un mes de tiempo perdido en una información que, con un poco de esfuerzo y profesionales de la mano, podría hacerse mucho más amable, digerible y comprensiva.

El usuario promedio necesita media hora para leerse la política de privacidad de Facebook antes de crearse una cuenta. Y digo leerla, que no entenderla.

Ante una saturación cansina, ya no basta sólo con fijarse en un buen diseño de UX/UI. No. De hecho, muchas marcas han apostado por renovar toda su web, las animaciones y las interfaces. Pero pocas han dado importancia a los contenidos.

Si queremos avanzar con mejores experiencias de usuario, es la hora de no sucumbir al 100% en el SEO y darle un soplo de aire fresco a esa web que (debería) transmitir tu filosofía de marca. Darle brevedad. Darle contenido de interés. Darle un enfoque de beneficio de usuario y dejar de hablar tanto de productos y servicios. El UX/UI no son cosa del futuro. Están pasando. Y es el momento de subirte en ese tren.

Por si quieres empezar, aquí te dejo 2 herramientas útiles: Readable, para conocer la legibilidad del texto; y Hemingway App, que escanea tus estructuras de contenido para proponerte mejoras que facilitarán la comprensión a los lectores. Para cuando necesites consolidar tu tono de marca digital y transformar tus contenidos, nuestros servicios de Identidad verbal y Transformación Digital son para ti.

Quiero descargarlo ahora

Últimas entradas